¿Tenemos más de bacteria que de humano?