Beneficios de las bacterias probióticas en enfermedades crónicas