La vida después de la muerte… Coralina y el Caribe mexicano.