El matrimonio entre plantas y microbios: del amor al odio