El profundo encanto de las dispersiones