Sobre el debate de los alimentos transgénicos, segunda parte