Texto del Presidente de la ACMor